María de las Mercedes Gabin de Sardoy - Licenciada en Nutrición

 
 
Compartir en Twitter Compartir en Facebook

Beneficios y contraindicaciones del consumo de té verde

El té y las infusiones...

Infusiones

En el desayuno, en la merienda, con el postre, entre comidas, para el frío o para calor… Las infusiones, junto con el agua que les da cuerpo, son las bebidas más consumidas del mundo y de las más antiguas.

El té en sus múltiples variedades, el café y el mate provienen de los más remotos lugares: Asia, África, América, Europa. Es evidente que con la explosión del intercambio a nivel internacional del siglo XV en adelante, éstas bebidas fueron cada vez más conocidas y empleadas; no obstante, todas ellas accedieron a su popularidad en primer lugar a través de la medicina.

A nadie escapan los efectos que sobre nuestro cuerpo y mente ejercen estas arcaicas bebidas: efectos relajantes o sedantes; efectos estimulantes, efectos preservadores del buen funcionamiento del organismo de diversas maneras. De ahí, que los antiguos consideraran a éstas “hierbas medicinales”, o auténtica magia. Sin embargo, en el caso del té, tuvieron que pasar siglos para que todo el mundo accediera a ella, pues se trataba de una especie de elixir exclusivo para las clases acomodadas.

Son los chinos los primeros en descubrir el té: de manera fortuita, como la mayoría de los grandes descubrimientos, esta infusión adquirió su color marrón y desprendió su aroma penetrantemente agradable por primera vez. Por otro lado, es en China justamente donde encuentran la mayoría de variedades de té y entre 1405-1433, el té estuvo entre las provisiones indispensables de los marineros chinos quienes gracias la cantidad de vitamina C en la bebida de té consumida por ellos en ese tiempo no murieron por el escorbuto.

Un favorito en Asia es el té verde, no solo por su sabor sino por las propiedades y beneficios que aporta a la salud. La sabiduría popular le adjudica a esta infusión la propiedad de luchar contra el envejecimiento, colaborar con la circulación, con la salud dental y bucal, con la pérdida de peso, y prevenir el cáncer. Además de los efectos estimulantes que comparte con otras infusiones.

 

El té verde (Camellia sinensis)

Según el Código Alimentario Argentino (C.A.A.), en su Capítulo 15, Artículo 1181 - (Res 1542, 17.9.85) define al té de la siguiente manera:

"Con la denominación genérica de Té, se entiende exclusivamente el producto obtenido por el procesamiento conveniente de las yemas, hojas jóvenes, pecíolos y tallos tiernos de la especie Camellia sinensis L. El té destinado a la preparación de infusiones podrá ser:

1. Té o té negro, que corresponde al producto obtenido mediante marchitado, enrulado, fermentado y secado de las yemas, hojas jóvenes, pecíolos y tallos tiernos.

2. Té verde, que corresponde al producto obtenido por calentado, enrulado, secado de las yemas, hojas jóvenes, pecíolos y tallos tiernos sin que hayan experimentado ningún proceso de fermentación".

El té verde es poco aromático, tiene sabor un sabor algo amargo y la infusión obtenida es de color verdosa. Se lo conoce también como Thea sinensis.

Dentro de sus componentes podemos encontrar: agua, proteínas, hidratos de carbono, minerales, vitaminas y polifenoles del tipo flavonoides. Los principales flavonoides son las catequinas epigalocatequina gallate (EGCG).

 

Contenido de cafeína - Comparación con otros productos

Bebida/Sustancia

Cafeína (mg)

Taza de café

90-150

Taza de café soluble

60-80

Café descafeinado

2-4

Taza de té

30-70

Taza de té verde

50

Mate

25-150

Vaso de cola

30-45

Barra de chocolate

30

Taza de cacao

10-17

Analgésico (tableta)

30

Bebidas energéticas (lata 250 ml)

28 - 85

Fuente: Dr. Fabián H. Lavalle (Farmacéutico - Bioquímico) Director técnico Saturn Supplements Argentina

Para más información sobre la cafeína, lea mi artículo "Bebidas Energizantes o Energéticas" (ver...)

 

Beneficios para la salud

Según un estudio realizado por Batista et al en el año 2008, con el consumo de cápsulas de té verde -equivalente a cuatro tazas de té (150 ml) por día- durante 8 semanas se logró una reducción de un 3,9 % en las concentraciones de colesterol total y una reducción de un 4,5 % del LDL - colesterol ("colesterol malo"). Esa cantidad de té verde ingerida no influenció significativamente los niveles de HDL-colesterol ("colesterol bueno") ni de los triglicéridos.

 

Contraindicaciones

Enfermedades digestivas: gastritis, úlceras, esofagitis, etc. Como cualquier otra infusión, posee compuestos irritantes de la mucosa gástrica e intestinal (taninos).

Sistema nervioso: por su contenido de cafeína es un estimulante, por lo que no se lo recomienda en caso de padecer ansiedad, insomnio, taquicardia, etc.

Absorción de otros nutrientes: por su contenido de cafeína, limita la absorción de calcio y hierro, se lo recomienda alejado de estos nutrientes.

Cuidado

Hepatitis: en un artículo publicado por Farmacia hospitalaria: órgano oficial de expresión científica de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria, se afirma: "En España, en el año 2003, se decidió suspender la comercialización de un preparado obtenido por extracción hidroal cohólica fuerte (80 % de alcohol) de las hojas de té verde (Camellia sinensis), debido a la comunicación de 13 casos de hepatitis clínicamente signifi cativa, ocurridos en España y Francia, alteración que incluso puede llevar al desarrollo de hepatitis fulminante." En el mismo artículo se cita que la causa podría ser su flavonoide y que la hepatitis sería de tipo inmunoalérgico y, por tanto, independiente de la dosis. Fuente: Hepatitis asociada a infusiones acuosas de té verde: a propósito de un caso. Autores: Pedro Amariles, N. Angulo, J. Agudelo-Agudelo, G. Gaviria.
En otro artículo publicado por el Servicio de Medicina Interna de la Unidad de Digestivo de Hospital Infanta Elena (Huelva - España) se hace referencia a la hepatotoxicidad del estracto etanolico del té verde (camellia sinensis) autorizado para el tratamiento de la obesidad moderada a partir de inhibir las lipasas pancreáticas y gástricas y estimular la termogénesis. Se mejoraron los síntomas a los 2 meses a partir de la suspensión del consumo del té verde. Fuente: Hepatits aguda inducida por Camellia sinensis (té verde). Autores: Y. Abu el Wafa, A. Benavente Fernández, A. Talavera Fabuel, M. A. Pérez Ramos, J. I. Ramos-Clemente.

 

El problema de los productos naturales o fitoterápicos

En muchas oportunidades, los pacientes omiten comentar a los profesionales de la salud que utilizan productos fitoterápicos o suplementos alimentarios, bien porque no lo consideran pertinente o importante, o bien porque la medicina tradicional los mira con desconfianza.

En muchos casos, se observa un abuso de fitoterápicos debido a la errónea idea de que por ser "natural" no puede ser perjudicial. De esta situación surge la dificultad en el diagnóstico de pacientes que consumen estos productos y padecen algún efecto secundario como los mencionados anteriormente.

 

Conclusiones

Si bien muchos de los productos fitoterápicos consumidos de modo moderado pueden resultar inocuos, su abuso o el consumo desconociendo sus componentes puede ser perjudicial para la salud.

No omita informarle a su nutricionista y/o médico de su consumo. Todavía faltan más estudios para evaluar el real impacto sobre la salud de estos productos.

 

Si querés conocer sobre otros alimentos, no olvides visitar al Nutricionista.

Compartir en Twitter Compartir en Facebook
  www.nutri-salud.com.ar - info@nutri-salud.com.ar - Aviso Legal
CopyRight 2007 - Todos los derechos reservados - Powered by JSA - 2007